El 5 de junio es el Día Mundial del Medio Ambiente, una fecha impulsada por la ONU para que tomemos conciencia de la importancia del cuidado del entorno y el desarrollo sustentable y equitativo. Desde mi área es mucho lo que podemos hacer en materia de sustentabilidad, especialmente si consideramos que en Argentina cerca del 19% de las emisiones de C02 corresponden al transporte. El C02 es uno de los gases que contribuyen al efecto invernadero y al cambio climático. Por eso, todos tenemos que comprometernos para tener una movilidad responsable que reduzca las emisiones. Así podremos cumplir con las metas asumidas por el país en la última Cumbre del Cambio Climático, política de Estado que trasciende a los gobiernos.

Desde que asumimos en el Ministerio hemos tomado medidas concretas que favorecen al medio ambiente. La promoción del transporte público es siempre una medida de sustentabilidad y reducción de emisiones. Con un transporte público de calidad muchas personas lo elegirán para reemplazar viajes en auto. El transporte colectivo representa un consumo de combustible menor por cada persona transportada en comparación con el auto. Estamos impulsando el Metrobus en diferentes lugares del AMBA y del país, lo que contribuirá al ahorro energético. Sólo para poner de ejemplo, el Metrobus de la avenida 9 de Julio permite una reducción de emisiones de 5.612 toneladas de CO2 por año. [lightbox link=”http://www.guillodietrich.com/wp-content/uploads/2016/06/ciclovía-pedalea-seguro-1.jpg” thumb=”http://www.guillodietrich.com/wp-content/uploads/2016/06/ciclovía-pedalea-seguro-1-230×300.jpg” width=”230″ align=”right” title=”ciclovía pedalea seguro (1)” frame=”true” icon=”image”]

Por el mismo motivo también estamos mejorando la red de trenes de pasajeros del AMBA, la alternativa más viable para disminuir el ingreso de autos al centro de la ciudad. Se están haciendo mejoras en estaciones, en vías, electrificando el Roca (pasa de un sistema Diesel a uno eléctrico con un impacto ambiental menor), avanzando en el soterramiento del Sarmiento para mejorar los tiempos de viaje, abordando los primeros pasos del RER, la red que conectará las líneas existentes de trenes, y tomando decisiones para que la gente elija el transporte público.

En todo el país, estamos renovando el Belgrano Cargas para que un mayor porcentaje de cargas se mueva en tren. De la misma manera, estamos trabajando en un plan de renovación de flota de camiones: modelos más modernos de vehículos tienen motores menos contaminantes. Hace poco lanzamos la medida de los limitadores de velocidad de fábrica para el transporte de carga. Es una decisión positiva no sólo para la seguridad vial sino para el ambiente: menores velocidades significan menor consumo de combustible y menor emisión de gases.

Finalmente, a través de nueva infraestructura invitamos a las personas a que, en distancias que lo permitan, caminen más y usen la bicicleta. Las ciclovías que produjeron un boom en el ciclismo urbano en Buenos Aires serán llevadas a otras ciudades del país y serán ampliadas las existentes, como es el caso de Córdoba, Mendoza, Santa Fe y Bariloche. La bicicleta no sólo reduce la emisión de gases sino que contribuye a una ciudad más saludable: menos ruido, menos congestión, menos siniestros fatales.

Entre todos tenemos que comprometernos para hacer una movilidad sustentable. Nosotros estamos trabajando en ese sentido en muchos frentes distintos. Desde Transporte también cuidamos el medio ambiente.