Durante el siglo XX el hombre puso su mayor esfuerzo en resolver los desafíos del transporte: cómo trasladar personas y bienes de un punto a otro. Con el crecimiento económico mundial y el aumento de la población, principalmente urbana,  el desafío hoy es la movilidad sustentable, brindar a los habitantes de una ciudad los servicios adecuados de transporte para poder llevar a cabo de manera segura y accesible las tareas que insume la vida cotidiana: acceder al estudio, el trabajo, la salud y el ocio.

El otras palabras, antes el dilema era cómo transportarnos de un lugar a otro mas rápido, por ejemplo en un auto, mientras que hoy es cómo nos movemos eficientemente, ya sea de manera rápida, segura, accesible y sin generar un daño significativo al medio ambiente.

Para dar respuesta a estos desafíos en el siglo pasado se construían grandes bloques de cemento con forma de autopistas que se presentaban como una respuesta a la infinita necesidad de transporte. En el presente hay ciudades como Vancouver que prohíben el desarrollo de nuevas autopistas porque lejos de ser una solución a las necesidades de movilidad han demostrado ser parte del problema, permitiendo que más automóviles ingresen a las zonas céntricas y se generen embotellamientos cada vez más grandes.

Autopista en Santiago de Chile que denota la división física que crean las enormes construcciones en el tejido urbano.

Somos espectadores y protagonistas privilegiados de  una de las mayores revoluciones que ha vivido la humanidad en su historia. Estamos frente a nuevos paradigmas. Cómo nos movemos y cómo lo haremos en el futuro están en el centro de la discusión actual.

El crecimiento económico no se detendrá y de la misma forma que se  extiende la expectativa de vida aumenta la demanda de confort de las personas. Mientras tanto, en lo que respecta al tránsito hemos estado reclamando soluciones replicando modelos del pasado, que está probado, solo contribuyen a incrementar el problema.

Este es nuestro gran desafió para la Ciudad y sin dejar de reconocer las restricciones que tenemos, estamos trabajando en un plan que está modificando algunos de nuestros paradigmas. Vamos avanzando en la jerarquización vial, mejorando la circulación de los colectivos para incrementar la seguridad y disminuir los tiempos de viaje; paralelamente estamos dando impulso a nuevos modelos de transporte como el Metrobus (BRT) y las bicicletas, en ambos casos incorporando sistemas exitosos a nivel mundial e inéditos en la Argentina. También estamos avanzando en la peatonalización dando nueva vida al centro de la Ciudad.

Reconquista peatonal en el centro de la Ciudad de Buenos Aires.

[vsw id=»xB8IWoG4Hp8″ source=»youtube» width=»562″ height=»349″ autoplay=»no»]

Desde Mayo, el Metrobus recorrerá 12 km. de Juan B. Justo, reduciendo hasta en un 50% el tiempo de viaje entre Liniers y Puente Pacífico.

Te invito a sumarte a este desafío, el de desarrollar una política de transporte congruente con una ciudad que crece económicamente y en cantidad de habitantes pero que a la vez mantiene constante el espacio físico por donde nos movemos. Es barajar y dar de nuevo, desarrollar el transporte de manera de convertirnos en una de las ciudades más competitivas de la región. Asumimos el compromiso y estamos produciendo el cambio positivo.

Enterate todo el trabajo en marcha en: www.buenosaires.gob.ar/movilidad

Durante el siglo XX el hombre puso su mayor esfuerzo en resolver los desafíos del transporte: cómo trasladar personas y bienes de un punto a otro. Con el crecimiento económico mundial y el aumento de la población, principalmente urbana, el desafío hoy es la movilidad sustentable, brindar a los habitantes de una ciudad los servicios adecuados de transporte para poder llevar a cabo de manera segura y accesible las tareas que insume la vida cotidiana: acceder al estudio, el trabajo, la salud y el ocio.

El otras palabras, antes el dilema era cómo transportarnos de un lugar a otro mas rápido, por ejemplo en un auto, mientras que hoy es cómo nos movemos eficientemente, ya sea de manera rápida, segura, accesible y sin generar un daño significativo al medio ambiente.

Para dar respuesta a estos desafíos en el siglo pasado se construían grandes bloques de cemento con forma de autopistas que se presentaban como una respuesta a la infinita necesidad de transporte. En el presente hay ciudades como Vancouver que prohíben el desarrollo de nuevas autopistas porque lejos de ser una solución a las necesidades de movilidad han demostrado ser parte del problema, permitiendo que más automóviles ingresen a las zonas céntricas y se generen embotellamientos cada vez más grandes.

Autopista en Santiago de Chile que denota la división física que crean las enormes construcciones en el tejido urbano.

Somos espectadores y protagonistas privilegiados de  una de las mayores revoluciones que ha vivido la humanidad en su historia. Estamos frente a nuevos paradigmas. Cómo nos movemos y cómo lo haremos en el futuro están en el centro de la discusión actual.

El crecimiento económico no se detendrá y de la misma forma que se extiende la expectativa de vida aumenta la demanda de confort de las personas. Mientras tanto, en lo que respecta al tránsito hemos estado reclamando soluciones replicando modelos del pasado, que está probado, solo contribuyen a incrementar el problema.

Este es nuestro gran desafió para la Ciudad y sin dejar de reconocer las restricciones que tenemos, estamos trabajando en un plan que está modificando algunos de nuestros paradigmas. Vamos avanzando en la jerarquización vial, mejorando la circulación de los colectivos para incrementar la seguridad y disminuir los tiempos de viaje; paralelamente estamos dando impulso a nuevos modelos de transporte como el Metrobus (BRT) y las bicicletas, en ambos casos incorporando sistemas exitosos a nivel mundial e inéditos en la Argentina. También estamos avanzando en la peatonalización dando nueva vida al centro de la Ciudad.

Reconquista peatonal en el centro de la Ciudad de Buenos Aires.

(Agragar el video con el render del Metrobus)

Desde Mayo, el Metrobus recorrerá 12 km. de Juan B. Justo, reduciendo hasta en un 50% el tiempo de viaje entre Liniers y Puente Pacífico.

Te invito a sumarte a este desafío, el de desarrollar una política de transporte congruente con una ciudad que crece económicamente y en cantidad de habitantes pero que a la vez mantiene constante el espacio físico por donde nos movemos. Es barajar y dar de nuevo, desarrollar el transporte de manera de convertirnos en una de las ciudades más competitivas de la región. Asumimos el compromiso y estamos produciendo el cambio positivo.

Enterate todo el trabajo en marcha en: www.buenosaires.gob.ar/movilidad


Deprecated: Function get_magic_quotes_gpc() is deprecated in /home/GRPODie/guillodietrich/wp-includes/formatting.php on line 4764